Rafael Valcarce cuenta su experiencia al frente de Arteixo Telecom en ‘Cómo la tecnología cambió mi vida’

Rafael Valcarce Baiget, presidente de Arteixo Telecom, comparte páginas con Ferrán Adriá, director de El Bulli Foundation; Valentín Fuster, director del Instituto Cardiovascular del Hospital Mount Sinai de Nueva York; Ramón Núñez Centella, responsable del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, y otros 46 colaboradores en el libro Cómo la tecnología cambió mi vida, editado por JdeJ Editores y patrocinado por Telefónica.

Esta obra, prologada por el escritor y divulgador científico Eduardo Punset, pretende ser una reflexión colectiva, a través de artículos de medio centenar de empresarios, profesionales y usuarios, sobre la implantación de las nuevas tecnologías en los diferentes sectores económicos y en la vida social, y sobre cómo estas nuevas tecnologías hacen la vida más fácil.

Representantes de empresas como Idealista, Infojobs, ING Direct, Rumbo, Microsoft, HP o Eltiempo.es se encuentran también entre las firmas que componen el libro. Todos ellos han cedido los derechos de autor a una ONG. Cómo la tecnología cambió mi vida fue presentado el pasado mes de noviembre en Madrid.

La aportación de Rafael Valcarce

En su artículo, el presidente de Arteixo Telecom explica cómo, tras sus inicios profesionales como arquitecto técnico primero y funcionario del Ministerio de Economía y Hacienda después, fue en su etapa de director general de medios de comunicación de la Xunta de Galicia cuando tomó contacto pleno con el mundo “apasionante” de las telecomunicaciones.

De estos años, destaca la consolidación “de una maravillosa red de comunicaciones en Galicia que hoy se gestiona en óptimas condiciones desde RETEGAL”, y el convenio suscrito entre la administración autonómica gallega y Telefónica, “en el que por primera vez se hablaba de telefonía rural”.

Fue en una etapa posterior, en la que desempeñó el cargo de asesor en la Consellería de Industria, cuando Rafael Valcarce descubrió Telettra. “Una empresa que me sorprendió por su histórico, por los años que llevaba en el mercado, más de veinticinco, y porque estaba muy tecnificada”. Telettra fue luego comprada por Alcatel y la planta gallega se convirtió en candidata al cierre en un plan de recortes planteado por la multinacional francesa. Rafael Valcarce asegura que fue el “diálogo” por el que apostaron los alcaldes gallegos lo que permitió salvar la fábrica, que “se vendió a unos directivos de Madrid y posteriormente fue comprada por capital social gallego”. Peripecias que se extendieron entre los años 1997 y 2001. Nacía de este modo Arteixo Telecom. Su actual presidente explica cómo su implicación en la compañía se plasmó primero en el cargo de director general, para pasar luego a ser socio y consejero y, finalmente, asumir la presidencia ejecutiva.

“Y así fue —continúa el artículo— cómo del ladrillo me reconvertí a las telecomunicaciones, mucho antes de que este país —y casi todos— entraran en crisis. Y dentro de la compañía Arteixo Telecom también las TIC cambiaron mi vida y las políticas de esta empresa. De ser solamente una fábrica, hoy suministramos los sistemas de comunicación “tren-tierra” a ADIF y a los principales fabricantes ferroviarios. Toda la red Ibermic de Telefónica se ha fabricado en nuestras instalaciones, así como los sistemas WIFI en movilidad para el transporte de viajeros de los principales operadores de autobuses de España son productos diseñados por nuestra compañía, siendo los primeros del mundo en sacarlos al mercado”.

El presidente de Arteixo Telecom asegura sentirse “orgulloso” del personal de la compañía, confirma que, efectivamente, “las telecomunicaciones” cambiaron su vida, y concluye con una reflexión: “Las TIC no son más que herramientas que bien utilizadas ayudan al progreso y a la sociedad. El resto, la persona, depende de nosotros. De nuestra formación y de los valores que nunca deberíamos perder”.