Arteixo Telecom amplía su capacidad con una nueva línea de ensamble de componentes de montaje superficial

Arteixo Telecom ha incrementado significativamente la capacidad y versatilidad de su planta industrial con la incorporación de una nueva línea de ensamble de componentes de montaje superficial (SMD), que se suma a las dos de que ya disponía la compañía.

La nueva línea está integrada por máquinas de última generación, de la serie SX1/2 de SIPLACE SIEMENS, fabricante líder en este tipo de equipos. La inversión ha contado con apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Los nuevos equipos de Arteixo Telecom destacan por su capacidad para adaptarse a las variables necesidades de la producción. Así, pueden trabajar con cabezales de muy diferentes configuraciones y soportan hasta 120 componentes diferentes. Igualmente, el rango de tamaños de los componentes que pueden utilizar es muy amplio: desde los 0’4 x 0’2 milímetros de los más pequeños hasta los 200 x 110 milímetros de los más grandes.
Asumir una inversión de este calado en un momento económico tan delicado como el actual demuestra hasta qué punto nuestra compañía está dispuesta a ver en la crisis una oportunidad para mejorar su posicionamiento en los mercados. Con esta tercera línea SMD damos un paso adelante muy importante: no sólo aumentamos nuestra capacidad, sino también nuestra productividad y nuestra capacidad para adaptar la producción a las exigencias que se planteen en cada momento. Por tanto, vamos a ser más competitivos”, ha señalado Gabriel González, director gerente de la Unidad de Negocio de Contratación Industrial. González destaca en este sentido la modularidad y escalabilidad de los nuevos equipos, haciendo hincapié en que “esta inversión está perfectamente alineada con los objetivos de Arteixo Telecom de seguir creciendo en el mercado nacional y, a partir de 2012, lanzar una importante ofensiva de captación de clientes en Europa”.

Más de 200.000 componentes por hora

La capacidad máxima de montaje de la nueva línea es de 130.000 componentes por hora. De este modo, la compañía más que duplica su capacidad en este terreno, ya que pasa de los 80.500 componentes por hora de rendimiento máximo conjunto de las dos líneas que hasta ahora venían funcionando a un total de 210.500 con la incorporación de la tercera.

Además, las tres líneas han pasado a estar gestionadas desde una misma plataforma de software. Con ello se consigue una flexibilidad casi total, ya que en cualquier momento el encargado de la planta puede decidir montar un producto en cualquiera de ellas. De este modo, se consigue un significativo aumento de la capacidad de fabricación y de productividad, así como de la disponibilidad de la compañía para adaptarse a las cambiantes condiciones del mercado y a las exigencias de clientes con perfiles muy diferentes.

Nota de Prensa SIPLACE